Loading...

jueves, 26 de abril de 2012

Ingenería aplicada en alimentos


La ingeniería genética, que lo debe todo al descubrimiento de la secuencia, en 1952, de la estructura del ADN, consiste en alterar o modificar una característica determinada de un organismo a partir de la modificación de alguno de sus genes. También ha servido para añadir a un organismo alguna particularidad que no le es propia, por ejemplo, en el ámbito de la agricultura, añadir a una planta la resistencia a un determinado insecto. Este tipo de ingeniería aplicada a las plantas es la que permite la obtención de los denominados transgénicos. La obtención de plantas mejoradas ha experimentado un salto importante en los últimos años: de la mutación o cruce entre plantas más o menos afines, se ha pasado a la manipulación de genes. Por tanto, una planta transgénica ha visto cómo se ha alterado su genoma para cambiarle, o añadirle, nuevas particularices (mayor resistencia a enfermedades o mayor capacidad de crecimiento en condiciones adversas, como sequías).

No hay comentarios:

Publicar un comentario